Un investigador del IBI logra el primer contrato Ramón y Cajal del Sergas en biomedicina en diez años