Pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal aprenden técnicas para mejorar el afrontamiento de su dolencia