La Salud Mental es una de las principales líneas estratégicas en la atención a la pandemia de la COVID-19