El uso de plasma de pacientes curados es compatible con otros tratamientos